Curso de Astrofotografía práctica

 
I CURSO DE ASTROFOTOGRAF͍A PRÁCTICA (12, 13 Y 14 de octubre de 2012)
 
Cartel I Curso de AstrofotografíaTodo el que sepa de astrofotografía sabe que un curso de dicha temática en un fin de semana es un objetivo muy ambicioso. La astrofotografía no es simplemente colocar el cuerpo de una cámara digital con un objetivo fotográfico o en el portaoculares del telescpopio apuntando al infinito y disparar al objeto celeste que se desee.  La astrofotografía supone tener conocimientos de fotografía digital, de telescopios y programas de seguimiento y control, apilamiento y procesado de imágenes,.,...y a veces hay que utilizar diferentes programas que hacen lo mismo pero cada uno mejor en una tarea en particular.
 
Asistentes al I Curso de Astrofotografía en la sala de audiovusualesUn curso así­ exige un alumnado ciertamente aventajado como el que tuvimos el fin de semana del 12 al 14 de octubre de 2012, pero como expondría Carlos Malagón, un gran astrofotografo director de telescoshop (empresa de venta de equipación astronómica a nivel nacional) y coresponsable del curso junto a Francisco Gálvez, director del Observatorio Astronómico del Torcal, lo importante es hacer del curso un aprendizaje práctico, de seguir el proceso tanto del seguimiento con el telescopio y la dirección de la cúpula hasta el apilamiento y el procesado de las imágenes. Cada uno puede seguir su propio camino y utilizar diferentes programas pero las lí­neas básicas son siempre las mismas y hay que tenerlas muy clara. Por ello, este curso tiene un planteamiento muy curioso y práctico. La parte práctica que necesitó más de "laboratorio fotográfico digital" se realizó las tardes del viernes y sábado así como la mañana del domingo en la sala de audiovisuales del Centro de Visitantes Torcal Alto, una sala muy cómoda y adecuada con equipos multimedia y gran pantalla. Las prácticas consistentes en la captura de imágenes se realizaron en el mismo observatorio. 

Cena durante el I Curso de Astrofotografía del Observatorio Astronómico del TorcalEso si, las prácticas se hacían con el estomago preparado para ello pues antes de comenzarlas reponiamos fuerza en el restaurante del Centro de Visitantes que abría a esas horas para nosotros, porque pasar varias horas de trabajo nocturno con el estomago vací­o no es nada recomendable, pero si lo es si antes se cena y bien.

Con una cámara infrarroja colocada en la cúpula para observar los equipos y quienes se hallaban allí operando el telescopio, los asistentes se hallaban cómodamente sentados en la sala inferior del observatorio. Sobre una gran pantalla se visualizaba el escritorio del ordenador de Carlos (que manejaba los programas de control de equipos y captura de imágenes) de manera que no podían perderse ninguna de las operaciones. 

Interior de la sala inferior del Observatorio durante la práctica del I Curso de AstrofotografíaPero como en toda empresa astronómica, el tiempo atmosférico manda, y para la ocasión pintaba muy mal. De hecho, unos dí­as antes los pronosticos eran tan malos que por poco no se retrasó el curso. Pero como es meteorología, nunca se sabe hasta el último momento y esta puede cambiar de un momento a otro y en especial en un lugar como el Torcal de Antequera (las mejores noches ocurren cuando hay muchas nubes, pero estas quedan por debajo del Torcal), para nuestro caso los pronósticos cambiaron drasticamente y cumplieron, especialmente la noche del sábado. Bueno, al final de la práctica llegaron nubes altas y poco densas que nos impidió hacer correctamente algunas tomas finales en azul. Pero lo que son las cosas, fue un verdadero aprendizaje porque la astrofotografí­a exige también saber reconocer los problemas, de donde vienen y solucionarlos. Y la foto final, que no es un objeto difícil pero si muy agradecido, es la guinda de este comentario.
 

Alumnos de la Universidad de Málaga en una observación exterior del Observatorio Astronómico del Torcal

II VISITA DE ALUMNOS/AS DE ASTRONOMÍA Y COSMOLOG͍A DE LA UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

El pasado ___, la Universidad de Málaga acudió al Observatorio a fin de realizar una observación nocturna como práctica de los programas de las asignaturas de Astronomí­a y Cosmología impartidas respectivamente por los doctores Alberto Castellón y Carlos Criado. Unos 50 alumnos/as participaron de esta experiencia en las que se utilizaron los potentes telescopios y prismáticos de gran apertura del Observatorio con los que observarón tanto objetos de cielo profundo como del Sistema Solar. El frí­o también hizo acto de presencia como no podÍa ser menos para un mes de enero, pero los consejos de necesidad de abrigo para realizar una actividad nocturna a 1200 metros de altura en pleno invierno no cayeron en saco roto. La observaciÓn fue un éxito y aún más si tenemos que el frio tiene de bueno que favorece la calidad de las imágenes a favorecer una atmósfera más estable.
 

I y II CURSO DE ASTRONOM͍A CON PRISMÁTICOS (19 de abril y 24 de septiembre de 2011 respectivamente)

Cartel II Curso de Astronomía con prismáticosNadie espera hallar junto a un observatorio astronómico a un grupo muy dispar de treinta escudriñadores del cielo con prismáticos. Y la pregunta que se harían curiosos muchos de los visitantes del Torcal la noche del 24 de septiembre de 2011, ¿qué mirarían todos a la vez en el mismo lugar del cielo?. ¿qué se podrá observar con unos simples prismáticos? Y es que hay una creencia generalizada de que esos humildes instrumentos que suelen encontrase en muchas casas cubiertos de polvo o simplemente olvidados en un cajón, sólo son útiles durante el día pero no por la noche que no hay luz, y se supone que una galaxia o un cúmulo globular de estrellas sólo se podrá ver con telescopios profesionales de gran potencia. 
Curiosamente no es así. Con unos simples prismáticos tipo 7x50 o 10x50 podemos contemplar cometas, galaxias, cúmulos estelares, y otros, incluidos las lunas de Júpiter o los cráteres de la Luna.  Claro está no es lo mismo, ni mucho menos, que observar con un telescopio que tiene más capacidad de captación de luz, pero la verdad es que mirar el cielo con los prismáticos es un puro disfrute. ¡Y si!, se ven cosas muy bellas en el cielo. 

Asistentes posando en II Curso de Astronomía con prismáticos

De hecho, muchos comienzan observando el cielo con prismáticos y, tras pasar por los telescopios, pasan por comprar unos prismáticos gigantes. O simplemente, aunque salgamos con un potente telescopio solemos llevar unos prismáticos como instrumental accesorio puesto que complementan la acción del primero. 
Pero volvamos al curso­, los prismáticos son una muy buena manera de empezar esta apasionante afición que es la astronomía sin esperar a que los reyes magos, la paga de Navidad o nuestra pareja como regalo (por un aniversario especial) nos traiga un telescopio. 

Participante ante unos prismáticos gigantesLos prismáticos tienen muchas ventajas como la comodidad de observar con los dos ojos (nuestro celebro trabaja mejor y obtiene mayor detalle), gran luminosidad, poco peso y fácil manejo. ¿Qué más se puede pedir por unos instrumentos tas baratos (comparados con los telescopios) y tan agradecidos que sirven tanto para ver la naturaleza de día como de noche?. Por tanto, a fin de comenzar con buen pie y aprendiendo lo más básico e importanter, en el Observatorio planteamos estos cursos de astronomía con prismáticos que consiguen que los asistentes puedan seguir, de manera autónoma, estudiando el cielo que nos cubre en la noche. 

Asistentes al I Curso de Astronomía con PrismáticosEste II curso del que hablamos tuvo un antecesor que fue el I Curso de Astronomí­a con Prismáticos realizado el pasado 8 de Abril de 2011. Ambos tuvieron la misma dinámica. Cada curso se dividió en tres partes: una primera digamos teórica dentro de la sala de audiovisuales del Centro de Visitantes donde se trató sobre tipos, manejo, cuidados y uso de los prismáticos, conceptos básicos de astronomía y otros para sentar una sólida base a la hora de realizar la práctica. Aprendimos a utilizar programas de planetario, mapas y planisferios celestes que estaban incluidos en el precio del curso. 
Práctica durante el II Curso de Astronomía con PrismáticosLa segunda parte fue la cena en el Restaurante del Centro de Visitantes, una cena exclusivamente para los alumnos que no tardaron en hacer amigos. Y la tercera parte y más interesante la práctica de unas tres horas de duración. Un show ver en este II Curso a más de treinta personas sentadas en la oscuridad mirando el cielo con los prismáticos. No hay muchas fotos porque debéis saber que cuando los ojos están adaptados a la oscuridad el flash molesta que es una barbaridad además de hacernos perder dicha adaptación tan difícil de conseguir.
Asistenetes al II Curso de Astronomía con Prismáticos cenando previa a la práctica exterior¡No cabe duda! Si dispones de prismáticos, trátalos bien evitando ante todo que sus lentes se ensucien protegiéndolas con sus tapones cuando no se utilizan, limpiando sus lentes con sumo cuidado como material óptico que es, evitando darles golpes que pueden descolimar las lentes, y de esta manera tendrás unos instrumentos con los que disfrutar siempre que quieras. Y en el Torcal de Antequera tendrás un curso.

 

 

I JORNADAS ANDALUZAS DE ASTRONOMÍA (4-6 de marzo de 2011)

Observatorio Astronómico del Torcal nevadoHabitualmente, en el Torcal, una observación astronómica se anula porque el cielo está o simplemente nublado o porque ya está lloviendo. Lo que no es propio es que de improviso, sin la menor advertencia de los partes meteorológicos, caiga una nevada que imposibilite el acceso al Torcal. Pues eso es lo que pasó el pasado dí­a 4 de marzo en el Paraje Natural del Torcal, y sería una simple anécdota que comentar si no es porque ese mismo día comenzaba las I Jornadas Andaluzas de Astronomía, y la cita era alí­. No se puede negar que como Jornada de Astronomía, esta de la que tratamos ha tenido un comienzo muy original, eso sí, forzosamente
Mirador de las Ventanillas nevadoTal y como lo habíamos programado, la idea era la de realizar en el propio observatorio la recepción y acreditación de los asistentes, cenar seguidamente en el restaurante del Centro de Visitantes que tiene unas magníficas vistas al interior del Paraje, todo mientras anochece, y acabar con una observación astronómica a lo grande con aficionados a la astronomía de toda Andalucía que traerían sus propios telescopios para compartir. Pero evidentemente, con un acceso por carretera de montaña cubierta de nieve, no era adecuado celebrar el encuentro en el Observatorio aunque el espectáculo de ver las impresionantes rocas esculpidas del Torcal de Antequera cubiertas con un manto blanco mereciera la pena.
Ahora nos encontramos con un grave problema. Tenemos a casi 70 personas inscritas para el viernes por la tarde (100 para el sábado) con la cena incluida en la inscripción y con el plan de cenar todos juntos, y estamos a sólo unas horas del evento pero con la carretera de acceso al Torcal cerrada. La suerte es que tuvimos reflejos y buscamos unasolución viable. Así que la organización, que la componiamos el Observatorio Astronómico del Torcal y la Sociedad Malagueña de Astronomía nos reunimos con Jorge Alegre, del centro de visitantes y quién tiene la nevera a reventar con cena para 70 personas, para buscar soluciones. Siempre es bueno trabajar con profesionales y a Jorge le sobra. La cena se sirvió en otro restaurante cercano al Torcal que abrió exclusvamente para nosotros. Al final todos contentos aunque estar en la barrera de acceso al Torcal, con el frío que hacía, indicando, durante horas y uno a uno, a los asistentes que llegaban que el lugar de encuentro habí­a cambiado, tenía mucho merito.
No voy a contaros como fue en general las I Jornadas Andaluzas de Astronomí­a cuyo lema era Mirando por Nuestros Cielos haciendo referencia a la problemática de la Contaminación Lumínica y que se celebraron en el Pósito de Antequera, ni a los resultados de los II Encuentros de Agrupaciones Astronómicas de Andalucí­a celebradas en el Torcal, porque para ello podéis ampliar la noticia pinchando en "____"" pero quiero deciros que, aunque las condiciones meteorológicas fueron adversas, los asistentes quedaron muy contentos y con ganas de volver que es lo importante. Ahora os ofrezco una foto de familia de la visita turí­stica que realizamos el domingo por la mañana por la preciosa e histórica ciudad de Antequera.
Asistentes a las I Jornadas Andaluzas de Astronomía posando frente la Colegiata Santa María la Mayor en Antequera
Tags: